• Los actuales modelos económicos han influido en la sociedad a la hora de consumir productos y servicios de manera excesiva e innecesaria 
  • Sus consecuencias medioambientales y socioeconómicas son insostenibles 
  • ASGECO quiere promocionar el papel central y proactivo de la ciudadanía para lograr una mejora social y económica 
  • Un cambio hacía unos hábitos de consumo sostenible es deseable, donde las personas consumidoras puedan ejercer un papel activo por el poder de su compra 
  • La campaña “Consumidores Responsables” se centra este año en eficiencia energética y reciclaje

 

 

La campaña “Consumidores Responsables” puesta en marcha por la Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación, tiene por finalidad promocionar el papel central y proactivo de la ciudadanía para lograr una mejora social y económica a través del desarrollo sostenible y del consumo socialmente responsable, centrándose este año en eficiencia energética y reciclaje.

Esta campaña de ámbito estatal está subvencionada por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y con la colaboración de Ecoembes.

 Un cambio hacía unos hábitos de consumo sostenible es deseable, donde las personas consumidoras puedan ejercer un papel activo por el poder de su compra, y en el que, combinando los actos de consumo con criterios de sostenibilidad, solidaridad y racionalización, contribuya a crear un nuevo modelo de producción.

A tal fin, ASGECO Confederación ha diseñado diversos materiales que se ofrecieron en un autobús itinerante por el Levante y que siguen disponible en internet: guías, material audiovisual, calendarios, etc. Para reforzar esta campaña se cuenta, además, con la difusión en paralelo del proyecto a través de redes sociales, medios y web.

 

La energía más barata es la que no se consume

Teniendo en cuenta que los consumidores domésticos somos responsables de casi un tercio del consumo total de energía del país, ASGECO quiere recordar que la única solución viable para reducir nuestro impacto medio-ambiental, así como nuestra factura energética, pasa por una fuerte apuesta a favor de la difusión generalizada de medidas de eficiencia energética.

Asumiendo este lema sabemos que con sencillas pautas de conducta, y con la ayuda de máquinas cada vez más eficientes, todos y cada uno de los ciudadanos podemos contribuir a reducir sustancialmente nuestro consumo de energía sin renunciar en absoluto al confort.

Hay muchas cosas que los consumidores responsables pueden hacer, y algunas de ellas seguro que ya las estamos haciendo, para reducir nuestro gasto energético. Y dos son los objetivos para ahorrar energía: utilizarla de forma eficiente e inteligente, y usar las energías renovables que nos proporciona la naturaleza

 

Dejar de hablar de residuos para hablar de recursos

La excesiva generación de residuos es uno de los problemas más importantes a los que se enfrentan las sociedades modernas. La cantidad ingente de desperdicios que hay que gestionar para minimizar sus impactos ambientales supone un reto que requiere de la implicación de cada uno de nosotros.

Los envases domésticos representan el 15% en peso de los residuos sólidos urbanos generados en España (8% los de Ecoembes y 7% los de Ecovidrio) y su correcta gestión necesita de nuestra colaboración activa para facilitar y mejorar el aprovechamiento de estas materias primas para que no terminen en vertederos.

Todos los agentes implicados debemos asumir nuestra responsabilidad compartida y comprometernos todos con la modificación de ciertos comportamientos y hábitos. La correcta gestión de los residuos es necesaria para el crecimiento económico a largo plazo y conseguir la sostenibilidad medioambiental. Es necesario cambiar la visión y concienciarnos de que los envases domésticos pueden ser reutilizados de nuevo.

 

Shares
WordPress Image Lightbox Plugin

Pin It on Pinterest